En un trabajo por acercar recursos básicos a los habitantes de la Isla Chulín, ubicada en Chaitén, la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere) hizo entrega de más de $248 millones para habilitar una planta de osmosis que llegará solucionar el problema de escasez que existe en torno al agua potable.

Hasta 36 mil litros de agua al día podrá procesar este proyecto que, además de beneficiar a 90 vecinos del sector, tendrá costos operacionales reducidos y no dependerá de obras civiles.

Por su parte, el alcalde (s) de Chaitén, Marcelo Añasco, aseguró que «el aporte de la Subdere es una oportunidad que tenemos desde el punto de vista de un problema severo. La Isla Desertores se encuentra con un rezago de a lo menos unos 30 a 40 años y este tipo de acciones nos permite disminuir las brechas. Como municipios estamos contentos, pero principalmente está más contenta la comunidad, ya que les va a servir este tipo de soluciones».

El diseño de la planta está basado en las Normas del Programa de Agua Potable Rural y permite una rápida relocalización con obras menores, lo que calza con la escasez hídrica que caracteriza a la comuna. Además, el proyecto contempla un estanque de acumulación, una torre elevada de cuatro metros y la instalación eléctrica para su funcionamiento.

Visitas: 15